Grábatelo: el sedentarismo no es una opción. ¿Por qué? Porque cuanto más tiempo pases en el sofá, menos ganas y energía tendrás de moverte. 

A cualquier edad pero especialmente cuando vamos cumpliendo años, mantenernos activos es sinónimo de gozar de una buena salud. Si tú también quieres mantenerte activo, sin importar tu edad, pon en práctica estos 10 hábitos que puedes incorporar en tu rutina diaria desde ya.

1. Camina todas las mañanas

Comienza cada día dando un paseo corto. No hace falta que te des el madrugón del siglo, pero reserva entre 20-30 minutos para que lo notes. 

Las caminatas matutinas, además de estimular tu cuerpo, te preparan mentalmente para enfrentar el día. Aprovecha para disfrutar del aire fresco y de la naturaleza (si tienes esa suerte).

2. Estira en los tiempos muertos

Ya sea en algunos descansos del trabajo o en los anuncios de la película que estés viendo, dedica unos minutos a estirar tu cuerpo al completo.

La flexibilidad es clave para mantener la movilidad articular y prevenir dolores musculares. Así que, realiza estiramientos suaves aunque solo dispongas de 2 o 3 minutos. Tu cuerpo te lo agradecerá. 

3. Bájate una parada antes

Si vives en una ciudad grande y no sabrías qué hacer sin el autobús, prueba bajarte una parada antes de tu destino. Así caminarás 10-15 minutos más de lo que esperabas y no te quitará mucho tiempo.

Este es uno de los pequeños gestos que menos trabajo cuesta pero que notarás cada día: menos pereza y más energía.

4. Utiliza el ascensor en lugar de las escaleras

Sí, sabemos que esta la has escuchado mil veces, pero la tenemos que repetir hasta que la cumplas. Incorporar este ejercicio a tu rutina te ayudará a ganar resistencia y a fortalecer tus rodillas.

Si vives en la última planta del edificio, entendemos que no quieras subir las seis plantas andando, pero prueba a subir hasta el segundo piso, y coge el ascensor ahí. Siempre es mejor andar un poquito que no hacerlo.

5. Aprovecha el finde para hacer senderismo

El fin de semana es perfecto para hacer la actividad física que no nos han dejado hacer los compromisos de lunes a viernes. 

Además de moverte, planificar rutas por la naturaleza también te ayuda a mejorar tu bienestar emocional, reduciendo los niveles de estrés y ansiedad. 

Si no eres el senderista más hábil del mundo, prueba primero por caminar por parques y, poco a poco, seguro que le vas cogiendo el gusto a la aventura.

6. Convierte el ocio en tu aliado 

Mantenerte activo sin darte cuenta de que estás haciendo un esfuerzo es una buena estrategia para incorporarlo en tu rutina.

Si te gustan las exposiciones, recorre las galerías de tus museos favoritos. Si te gusta leer, ve en busca de librerías y bibliotecas y piérdete por sus pasillos. Estarás caminando durante horas sin darte cuenta y, además, disfrutando.

7. Monta un circuito deportivo en casa

Utiliza el mobiliario que tengas por casa: las sillas para hacer flexiones de tríceps, la pared para las sentadillas isométricas, los cartones de leche como peso para el puente de glúteos… Todo lo que tu imaginación te permita.

Puedes hacerlo solo o prepararlo con algún miembro de tu familia, pero te animamos a que hagas el reto con alguien para que sea más motivador y, también, mucho más divertido.

8. Pon una alarma cada hora (o un recordatorio)

¿Para qué? Pues para dejar lo que estés haciendo (siempre que se pueda), levantarte y estirar las piernas: no hace falta que salgas a la calle, puedes dar un pequeño paseo por casa recorriendo todas las habitaciones o, incluso, saliendo al portal.

Al principio te costará pero, cuando pase un tiempo, lo tendrás tan interiorizado que no te hará falta ningún aviso: cada hora, te levantarás por tu propia voluntad. Ya verás.

9. Cambia 15 minutos en redes sociales por 15 minutos de yoga

La excusa de no tener tiempo cada vez pierde más credibilidad. 15 minutos los tenemos todos, solo que no queremos invertirlos en hacer deporte.

Si te propones quitar 15 minutos del tiempo que empleas, por ejemplo, en Facebook o Instagram, para dedicarlos a una clase suave de yoga, te aseguramos que vas a sentirte mucho mejor a todos los niveles. El yoga te ayuda a ganar flexibilidad, mejorar tu forma física, aliviar el estrés y despejar la mente. Vamos, todo lo que no hacen las redes sociales.

En nuestra app, puedes encontrar muchas clases de yoga que no te quitarán mucho tiempo pero te darán todos los beneficios que necesitas.

10. Lleva un registro de cuánto caminas cada día

La mayoría de los móviles cuentan con una funcionalidad que registra los pasos y kilómetros hechos cada día. Ponte un objetivo diario (entre 8.000-10.000 pasos) y comprueba cómo lo alcanzas. Es una buena forma de motivarte.

El objetivo que establezcas dependerá del tiempo que tienes disponible pero recuerda, si tienes poco tiempo para caminar largas distancias, ¡aumenta el ritmo!

Artículos relacionados

Leave a Comment