Mujer de mediana edad haciendo deporte.

La rigidez articular no es inevitable con la edad. Sí, es cierto que, alrededor de los 50 años, empezamos a perder más masa muscular y ósea, sobre todo en las mujeres con la llegada de la menopausia. Pero si tomamos medidas preventivas, podemos marcar la diferencia.

Si quieres mantener tu movilidad y calidad de vida, aplica estas estrategias y prevén la rigidez articular para disfrutar de una vida activa, saludable y plena. ¡Vamos allá!

¿Por qué se produce la rigidez articular?

La rigidez articular tiene muchas caras y, en la mayoría de los casos, es el resultado de un cúmulo de factores:

  • Desgaste articular (artrosis): a medida que nos hacemos mayores, las articulaciones pueden experimentar desgaste, especialmente en áreas que han sido sometidas a más uso.
  • Inflamación articular (artritis): condiciones como la artritis reumatoide u otras formas de artritis pueden causar inflamación en las articulaciones y limitar el rango de movimiento.
Persona con dolor articular tocándose la rodilla inflamada.
  • Pérdida de elasticidad muscular: cuando los músculos y tendones empiezan a envejecer, tienden a perder elasticidad. Esto puede afectar la capacidad de las articulaciones para moverse libremente.
  • Falta de actividad física: una de las causas más comunes. La inactividad y la falta de ejercicio regular pueden contribuir a la rigidez articular, pues el deporte ayuda a mantener la flexibilidad de los músculos y ligamentos que rodean las articulaciones.
  • Lesiones articulares previas: las lesiones anteriores en las articulaciones pueden dejar secuelas, como cicatrices o cambios en la estructura, que contribuyen a la rigidez con el tiempo.

Cómo prevenir la rigidez articular

Mantén un peso saludable

El exceso de peso ejerce una presión adicional sobre las articulaciones, lo que puede contribuir a la rigidez. 

Adoptar un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada y ejercicio regular puede ayudarte a mantener un peso adecuado y reducir la carga sobre tus articulaciones. Además, serás más ágil y estarás más activo en el día a día.

Haz deporte con regularidad 

La actividad física es fundamental para mantener la flexibilidad articular. Haz una combinación de ejercicios de bajo impacto como la natación, el yoga o caminatas, que fortalecen los músculos alrededor de las articulaciones sin someterlas a un estrés excesivo, con ejercicios de fuerza.

Hombre y mujer de mediana edad haciendo estiramientos.

Los ejercicios de fuerza se encargan de fortalecer los músculos que rodean las articulaciones. Un soporte muscular sólido proporciona estabilidad a las articulaciones, reduciendo la probabilidad de rigidez y mejorando la funcionalidad articular.

Realiza estiramientos diarios

Dedica unos minutos cada día a realizar estiramientos suaves. Te ayudarán a mejorar la elasticidad de los músculos y ligamentos, reduciendo la rigidez articular. Presta especial atención a las áreas propensas a la rigidez, como el cuello, los hombros, las rodillas y las caderas. 

Estirar nuestro cuerpo en su totalidad es fundamental para mantener e, incluso, ampliar el rango de movimiento de nuestras articulaciones.

Evita permanecer en la misma posición de manera prolongada

Si pasas mucho tiempo sentado en la misma posición, con las piernas cruzadas, tumbado o de pie sin moverte, se pueden generar tensiones en las articulaciones. Cambiar de posición permite redistribuir este estrés, evitando que ciertas articulaciones soporten una carga constante y previniendo así la rigidez articular asociada.

Hombre de mediana edad haciendo ejercicios de equilibrio en casa.

Además, cambiar de posición regularmente evita que se adopten posturas incorrectas, causantes de la rigidez en las articulaciones.

Cuida tu alimentación e hidrátate lo suficiente 

El agua es esencial para mantener la lubricación de las articulaciones. Asegúrate de mantener una adecuada hidratación y consume alimentos ricos en nutrientes como ácidos grasos omega-3, que tienen propiedades antiinflamatorias y beneficios para las articulaciones.

Artículos relacionados

Leave a Comment